miércoles, 21 de julio de 2010

La falta de comunicación, de pausa, y la -mala- costumbre.

Por más estúpido que parezca el título del presente post, nadie me a poder negar lo siguiente:

Así, por ejemplo: hace unas semanas me encontraba en la sala de “pre-embarque”, ésta que hay en el aeropuerto donde sólo entran los pasajeros que tienen que entregar sus maletas que irán en la bodega del avión. Estaba con toda la familia, dispuestos a dejar nuestra carga, nos acercamos al primer mostrador con el logotipo de la aerolínea y antes de ingresar a esta “ventanilla”, donde se encuentra la señorita mala-gracia que te entrega tu ticket de embarque, nos detuvo un tipo preguntándonos si viajábamos en clase “bussiness”, lo cual negamos; entonces, nos envió 10 metros más allá, donde se embarcan los “turistas de sudamérica”; sí, tal cual lo leen: un asqueroso y robusto “WTF?”. Entonces, con todas nuestra chivas, enrumbamos. Una vez ahí, una chica de cabello recogido nos informó sorprendida que la ventanilla correcta era de la que acabábamos de venir. Regresamos. Nuevamente el tipo nos envió hacia la chica, y ésta a su vez, nos devolvió hacia el tipo. Al que le terminó diciendo: Qué? no sabías? ahora los pasajeros que vayan llegando, entregarán sus maletas por esta ventanilla. Así que los recibes. Idiotas. 

Hace unas horas caminaba con mi novia por una casi oscura avenida. Al tomar una dirección, dijimos al al mismo tiempo: “Nohaynadie, no vaya a ser que sea peligroso”. Nohaynadie, seguramente lo has dicho infinidades de veces, por lo que hay dos formas que lo entendemos: la primera, negando una negación (el no´ al nadie´), o sea que hay alguien. La segunda, y -a mi parecer- la correcta, es la de: No, hay nadie. Al hacer la pausa entendemos claramente que la expresión es distinta a la que -la primera- estamos acostumbrados a usar, sin pausa. Entendistessss? Fatal, no? EntendistE?

En derecho se le llama “derecho consuetudinario”, que son - a grandes rasgos- aquellas normas que son recogidas de las costumbres y/o conductas que rigen a una determinada sociedad campesina y que no se encuentran reguladas en el ordenamiento jurídico expresamente, las cuales además son aceptadas por la Constitución, siempre y cuando nos transgredan derechos fundamentales de la persona acusada. El uso continuo de determinados factores que se manifiestan en nuestro quehacer diario terminan convirtiéndose, en lo que “es”, dejando de lado lo que “debería de ser”. Es por ello, que corregir y distinguir lo correcto de lo “masomenos” es ahora exagerado!

 

No hay comentarios: