martes, 28 de septiembre de 2010

Cuando la tecnología no(s) sirve.

Ahora que la “tecnología” es parte incondicional e imprescindible de nuestros días, más difícil -imposible- se nos hace separarnos de ella. Yo en particular, utilizo muchísimo más mi correo electrónico que mi teléfono celular, tanto por un tema de mayor contenido, como ahorro y celeridad. Salvo emergencias.

Felizmente dentro del centro de estudios donde estoy, se ha considerado notablemente este tema de las comunicaciones y la conexión a internet; de forma que es relativamente viable encontrar puntos de “conexión”. Entonces la “gentita” tiene la dicha de poder “conectarse” y estar al corriente de sus cosas en tiempo real. Bacán por un lado, porque te brinda todas las ventajas que ya todos conocemos, pero… claro, qué pasa cuándo la utilización de esta “ventaja” se posiciona en nuestra contra? Sí. La adicción, la dependencia total, el uso abusivo -irresponsable- de ellas?

 

 DSC00315 DSC00314

No hay comentarios: