jueves, 18 de noviembre de 2010

Verano is coming.

Hubo un tiempo en que iba seguido a la playa. De pequeño con mi madre, me llevaba los fines de semana, durante las vacaciones del colegio. No recuerdo los detalles, sólo sé que iba con ella y mi hermano. Pasaron los años, y de pronto la arena húmeda y fría empezó a incomodarme, las algas pegadas al cuerpo al salir del agua fría me empezó a parecer de lo peor.

Pasaron los años, comencé la universidad y la salida con los amigos, las chicas, etc. La playa comenzó a tener otro sentido, pero aún sin llamarme la atención de sobremanera tal como para tomar la iniciativa y armar una salida. No fue hasta que enrumbé un par de veces a las playas del sur de Lima con unos amigos y amigas. La pasé bien, me divertí dentro y fuera del agua, pero seguía incomodándome la arena bajo mis pies.

Con mi papá, caí de casualidad en una playa muy famosa al norte del Perú. Meses después, regresaría nuevamente con unos amigos. En esa ocasión la pasé de lo mejor, esta playa era totalmente distinta, nadé como si nunca más lo volviera hacer, el agua era cálida -fue lo que más me gustó-, el clima perfecto. No he vuelto a regresar, y al parecer pasará un buen tiempo hasta que vuelva a sumergirme nuevamente.

Mientras tanto gozaré de mi clima preferido. El frío intenso.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Grupo de foco

Hace unos días atrás asistí a un “Focus Group” en la universidad. Nunca había asistido a uno, así que me animé a ir. Lo que puedo decir es que estuvo bastante entretenido e interesante.

Nos separaron por edades y fuimos conducidos a una sala donde había una mesa en medio de ésta, con ocho sillas alrededor. Nos sentamos y comenzamos a presentarnos. Luego, para iniciar propiamente con el “Focus”, nos pidieron que nos imagináramos un Volkswagen y que le pongamos características personales, como si se tratara de una persona. Entonces brotaron algunas ideas como la de ponerle 60 años, que sea gordito, que hable mucho pero avance poco, entre otras cosas. Luego, siguiendo esa misma idea, reemplazamos el Volkswagen, por la institución. Algunos consideraron que su sexo sea femenino, que sea profesional, de unos 50 años, etc.

Mientras tanto, eso me hacía pensar  que a como nosotros concebimos algo, nosotros nos acercamos o tratamos a ese algo. Si nos imaginamos esta institución -promotora del Focus- como una señora de 50 años, profesional, etc. Nosotros nos acercaríamos a ella con respeto, y nos dejaríamos guiar porque ella es la que mejor sabe qué nos beneficia sobre lo que buscamos al acudir.

Cómo nos imaginamos al Perú? Como una persona alta? Baja? Con un carácter fuerte, débil, inteligente, burlón? Difícil.

 

sábado, 13 de noviembre de 2010

Lo más difícil de hacer, es empezar.

Hoy ha sido un día sin igual. Me despierto, el desayuno, noticias, estudio, almuerzo, siesta, estudio, cena, blah por aquí, blah por allá, dormir hasta el día siguiente.

Muchas de las labores que desempeñamos diariamente nos abruman y nos cansan con su rutina. De sólo pensar en lo que tenemos que hacer es ya un problema a superar, sin haber empezado aún. Abordamos el tema con una mentalidad mediocre. Totalmente desganados. Esto, aún siendo cosas que nos gusten hacer, porque como bien dice el dicho -que no recuerdo bien-: “Aún así, hasta la belleza aburre”, a caer espesa. Pero, por otra lado también escuché esto de “no hay mejor batalla, que la que se ha ganado sin haberla empezado”.

Considero que si abordamos el problema con una mentalidad ganadora, sabiendo por dónde van los pasos a seguir, este problema, esta tarea se nos hará más fácil de realizar. Yo, por ejemplo, siempre me mentalizo con lo que voy a ganar haciendo tal o cual cosa, de qué forma me beneficiará, a mí o a mis cercanos. Me motivo y las cosas se me son amables y distintas para bien.

 

pd.: Me animé a cambiar el tema ddel diseño del Blog, la fuente, y bueno, las ideas fluyen cada día. Nos vemos!