sábado, 15 de enero de 2011

3D vs. Tron

Hace unos días fui con mi esposa al cine. Estaba muy emocionado de ver una película recién estrenada, a la que meses atrás la habían dando luces y truenos –mucha publicidad-. Además, estaba entusiasmado porque el formato con el que se presentaba llevaba la bandera de ser una “exclusiva” para el 3D: Tron.

En particular, me gustan mucho las historias de ciencia ficción. Desde pequeño mi padre siempre nos inculcaba, a mi hermano y a mí, la lectura; además, él era –es- también gran fanático de este género, por lo que en la biblioteca de casa no faltaba algún libro relacionado, al cine si era película, o a la televisión si era alguna serie.

Me gustó la película, pero! La definición de la imagen con los anteojos puestos, dejaba mucho qué desear –horrible-. La primera parte la decidimos verla sin ellos puestos, ya luego nos lo pusimos y sólo en algunas partes los utilizábamos, y es que por verla en 3D el brillo y la intensidad de la imagen disminuían. No soy un experto ni conocedor sobre esto de los formatos digitales, pero fue bastante incómodo estar en ese plan durante toda la función. Como se diría en Twitterlandia: #FAIL.

 

 

Etiquetas de Technorati: ,,,,,