miércoles, 22 de agosto de 2012

Vacaciones

Normalmente, cuando necesitas vacaciones es porque quieres olvidarte de la rutina y "escapar" de todo lo que has venido haciendo de forma continuada durante un larguísimo período de tiempo. Como dije: normalmente.

De acuerdo a nuestros gustos, elegimos esos lugares. O, vamos de sitio nuevo en sitio nuevo. Pero últimamente me he dado cuenta que siempre hay "un lugar" especial, el favorito. Un lugar donde respiras tranquilidad, y deseos de quedarte. Un lugar donde el único enemigo que tienes, es el tiempo que va en tu contra sin piedad alguna.

No les diré cuál es "mi lugar" porque pienso escribir largo y tendido sobre ello, pero lo que sí puedo decirles, o adelantarles, es que ese lugar no existiera si es que nuestra  envolvente rutina la llevamos dentro de nosotros, en nuestras preocupaciones. Debemos concluir nuestros pendientes -o al menos gran de parte de ellos-, para que ese lugar nuestro brille con toda su fuerza.



No hay comentarios: