miércoles, 20 de noviembre de 2013

Información sin internet

El día de ayer, estuve en un desierto virtual: la realidad. Hoy en día, vivir sin internet es casi impensable. Sin embargo, así como el agua, que es un Derecho fundamental hoy en día, que no llega a todos los lugares por igual –y en determinados casos, no llega-.

A lo que decía. La mayor cantidad de mi información se encuentra subiéndose a la “nube”; a veces creo que es un peligro, pero otras pienso que es una gran ventaja. Sin embargo, cuando responde a un cordón umbilical como es la conexión, es una terrible pesadilla.

 

Desk1

 

En oportunidades como esa, es difícil saber qué hacer. Puedes tener lápiz y papel para reemplazar tu laptop, pero si no tienes la información adecuada, como libros, revistas, etc. No podrás avanzar gran cosa, salvo tu nombre en la carátula.

Por eso, lo que hago es pasar todo a físico, incluso lo que voy “subiendo a internet”. Sí, tengo cuadernos donde al menos escribo las ideas principales, o trabajos enteros. Trato de no perder la información que sé bien –o no tan bien- que utilizaré luego.

Sé que es tedioso e incluso se podría pensar que es una pérdida de tiempo, pero me sirve. Prefiero mil veces a perder un par de hora en traer todo a la “realidad”, que a pasarme varios días a encontrar un acceso a la red.

¿Y ustedes cómo hacen con su información?

--
@diegoganoza

No hay comentarios: